Hola!!!!!!

Me llamo Débora.
Soy una estudiante de ciencias sanitarias a la que le apasionan las cosas relacionadas con la salud, biología, ecología...
También me encanta la cocina, me gusta inventar platos nuevos y descubrir técnicas. Me relaja mucho.
Además, amo la música!!! Me chifla ir a conciertos y también darlos, siempre que se presenta la ocasión ya que soy cantante. Adoro el rock, el grunge, jazz, metal... Todo en realidad. De hecho mi blog tiene de nombre una canción de Foo Fighters!
Me gusta pintar, dibujar y todo aquello que conlleva algo de creatividad, por eso, entre otras causas, me gusta el maquillaje.
Espero que mi blog os guste, ya que quiero compartir con vosotros un poquito de mi mundo!!!
Bienvenidos!!

domingo, 1 de abril de 2012

Croquetas de tomate, cebollita y acelgas

Holaaaaaaa!!!!

Cómo va??
Hoy os traigo una receta sana, fácil, rica y encima, una forma divertida y sencilla de hacer comer verdura a los niños o directamente a los que no les haga gracia tomar verdura;) Así que os animo a probarla.



Vamos a necesitar:

-1cebolla mediana
-1 ajo pequeño
-1 tomate un poco maduro mediano.
-un puñado hermoso de acelgas(se pueden poner espinacas)
-leche
-nuez moscada(si se quiere)
-pan rallado
-un huevo batido
-Aceite de oliva para freír
-Bicarbonato(solo si se quiere muy crujiente)
-Harina integral

Preparación:

Vamos rehogar un  poquito la cebolla troceada en cuadraditos, el ajito y el tomate troceado en trozos un poco gruesos, que no quede papilla. Si os para  muy ácido el tomate se puede poner medio sobrecito de azúcar o  bicarbonato.
Cuando se dore un poco la cebollita le pondremos las acelgas.
Una vez hecho, pondremos un poco de harina integral para que espese y leche, removeremos bien para que quede una bechamel. La nuez moscada se pondría ahora. Da un sabor muy rico y es típico de la bechamel, pero si no se quiere poner se puede suprimir. Llevará bastante harina, porque las acelgas paran endebles.
Dejaremos enfriar con la tapa medio quitada para que el vapor salga bien pero no se haga corteza.
Una vez frío, vamos a coger pequeños trocitos de la masa y la vamos a pasar por pan rallado, huevo y otra vez pan rallado. Yo lo hago así, pero podéis pasarlo primero por huevo y luego por pan. Si el rebozado lo hacéis con harina y bicarbonato (un poquitín) queda muy crujiente.
Para hacer el rebozado necesitaremos un cuenco con agua. Nos humedeceremos las manos y así no se nos pegara la pasta.
Iremos friendo las croquetas. Como no son congeladas se puede hacer a fuego fuerte.
Las pondremos en papel absorvente para que recoja el exceso de aceite y ya están listas.

Se pueden hacer al horno a máxima temperatura hasta que estén crujientes, son mucho más sanos así. Yo prefiero hacerlas al horno (son menos sabrosas, pero están ricas).



Bueno, espero que os haya gustado, que las  probéis y muchos besitos;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares