Hola!!!!!!

Me llamo Débora.
Soy una estudiante de ciencias sanitarias a la que le apasionan las cosas relacionadas con la salud, biología, ecología...
También me encanta la cocina, me gusta inventar platos nuevos y descubrir técnicas. Me relaja mucho.
Además, amo la música!!! Me chifla ir a conciertos y también darlos, siempre que se presenta la ocasión ya que soy cantante. Adoro el rock, el grunge, jazz, metal... Todo en realidad. De hecho mi blog tiene de nombre una canción de Foo Fighters!
Me gusta pintar, dibujar y todo aquello que conlleva algo de creatividad, por eso, entre otras causas, me gusta el maquillaje.
Espero que mi blog os guste, ya que quiero compartir con vosotros un poquito de mi mundo!!!
Bienvenidos!!

miércoles, 2 de abril de 2014

Mi regreso a estos lares... Y un poquito de traumatología.

Hola mis hermosuras...

Cada vez tengo menos excusa para abandonar de tal manera el blog... Pero es que no doy a basto, servidora se ha apuntado a clases de canto, clases de mentora en la universidad, clases de piano... Más la universidad y cosas de casa. Por lo que os doy mis sinceras disculpas por esta ausencia tan larga. LO SIEEEEEEEEENTO :(((( ¡¡Prometo intentar subir una entrada por semana, al menos!! A pesar de todo, os recuerdo que yo leo los comentarios y los contesto, así que si tenéis dudas o lo que sea, comentadme^^

Así que, sin más dilación empezamos una nueva sección: traumatología. Y es que he descubierto una de las asignaturas y temas más bonitos e interesantes dentro de mi carrera y de las ciencias médicas. Gracias a mi profesor Vicente Tormo, Profesor de Traumatología de la Universidad de Valencia, del cual, he sacado la información para realizar estos apuntes que os voy a traer.

En estas entradas espero acercaros un poco temas como las heridas, los esguinces... Un poco en general y en específico, y os enseñaré trabajos que os pueden interesar mucho, poco a poco.

Hoy vamos a hablar de las contusiones.

Concepto general de traumatismo: conjunto de lesiones que se van a producir a nivel del organismo humano cuando actúan agentes físicos, tales como mecánicos, térmicos, eléctricos radiaciones ionizantes y por extensión, todos los químicos (sobre un tejido u órgano).
Hay muchas heridas que empiezan con una contusión, tales como las úlceras.

De los traumatismos que vamos a hablar inicialmente son los mecánicos, que afectan a la piel y al tejido subcutáneo.

Los tejidos son unas estructuras orgánicas, constituidas por unos elementos formes, que son las células y una matriz extracelular, donde encontraríamos fibras y sustancia fundamental.

La piel está constituida por un tejido epitelial que es conocido como epidermis y un tejido conjuntivo conectivo que es la dermis. La disposición de estas estructuras, desde el exterior hacia el interior, primero está la epidermis que es un tipo de epitelio, plano, estratificado, escamoso y queratinizado.  

Esa piel tiene diferentes capas, dependiendo de si es una piel gruesa o fina que dependerá de la localización anatómica. Por ejemplo, la piel gruesa se encuentra en la palma de las manos y planta de los pies. Esta capa gruesa, en lo más profundo tiene la capa basal, por encima de ella, el estrato espinoso, por el encima el estrato granuloso y encima, el lúcido y el córneo. En la piel fina no existiría el estrato lúcido. Es importante saberlo porque la multiplicación celular solo llega hasta el granuloso. Muy importante en quemaduras, sobretodo de segundo grado superficial.

La membrana del estrato basal es la más proliferativa y que comienza a reproducir la célula hacia los estratos más superficiales. De manera que en el estrato córneo (piel fina), en el estrato lúcido (piel gruesa), tendríamos unas células queratinocitos, que serían unas células anucleadas llenas de queratina. Esto es importante porque hay un tipo de herida llamada erosión o escoriación, la única capa afectada es la epidérmica.

Es importante señalar que los epitelios son tejidos no vascularizados, que se nutre por inhibición a partir de los tejidos adyacentes. 

Bajo de la epidermis encontramos un tejido, que ya no es epitelial, sino que se trata de un tejido conjuntivo que corresponde a lo que es conocido como zona dermoepidérmica. Corresponde a las crestas epidérmicas y a las papilas dérmicas. Esa zona dermoepidérmica también es una estructura basal altamente proliferativa, pero que no es plana, sino que están íntimamente relacionadas las cresta epidérmica y las papilas dérmicas. La tinción habitual es la hematoxina eosina o el dicromio de Marson.

Importante, tenemos una zona relacionada, entre la epidermis y la dermis, que se llama zona dermoepidérmica y está representada por las crestas epidérmicas que se invaginan hacia el interior de las papilas dérmicas

Además, tenemos un tejido conjuntivo que constituye la dermis. Tenemos dos tipos.
·         La más superficial es la dermis papilar (tejido conjuntivo laxo, con fibras de colágena y sustancia fundamental).
·        
PIEL: EPIDERMIS+DERMIS
 
Hay un tejido subyacente que hace una función de aponelosis superficial sin ser una aponelosis, conocido como hipodermis, aunque en traumatología decir tejido celular subcutáneo.

La hipodermis histológicamente NO forma parte de la piel. Conjunto de la hipodermis, dermis y epidermis se llama tegumento. Por eso es mejor dejar claro que a lo que nos referimos en realidad no es la hipodermis, concepto que puede llevar a la confusión, sino el tejido celular subcutáneo, que es un concepto más concreto. Esto es importante histológicamente porque la dermis es un tejido vascularizado, mientras que el tejido celular subcutáneo, que es la grasa, tiene un patrón vascular no es de la misma calidad que la dermis. Importante a la hora de la reparación de las heridas.

El tejido celular subcutáneo es un tejido adiposo, formado por el adipocito, que tienen un núcleo lateralizado, con una gran vacuola que ocupa gran parte del citoplasma. Existe la grasa amarilla que es la del adulto y la grasa parda, que es la del recién nacido o a nivel de la glándula suprarrenal.

CONTUSIONES
Es un traumatismo mecánico producido por aun agente traumático de superficie roma, que incide con una determinada energía cinética, de manera que no es capaz de vencer la resistencia elástica de la piel.
También conocido como golpe.

Cada uno de los tejidos de nuestro organismo tiene un componente elástico que se ha de tener en cuenta. Si no vence la resistencia elástica es que no hay solución de continuidad de la piel. Dicha solución hace referencia a que la estructura de la piel no está rota, por tanto, no requieren antisépticos.

Cuando pensamos en una contusión tenemos que tener en cuenta el agente traumático, la energía cinética, el comportamiento elástico de la piel… Además, tenemos que tener en cuenta en las contusiones el ángulo del agente traumático.

GRADO DE LAS CONTUSIONES
Todas se caracterizan porque INICIALMENTE NO vencen la resistencia elástica de la piel. Se caracterizan por dolor por la irritación de las terminaciones nerviosas sensitivas pero no muy exagerado, impotencia funcional (dificultad para el movimiento) y un extravasado sanguíneo.

Contusión de Grado I o Equimosis.
La equimosis es la contusión más leve y con mejor pronóstico. Es una hemorragia puntiforme, donde una boquilla vascular se ha roto y vierte su contenido al exterior o espacio intersticial. Esto provoca una mancha característica que infiltra la dermis. Se sabe que el extravasado se encuentra en la dermis por palpación.
Viene caracterizada por dolor leve, edema, impotencia funcional, rotura de pequeños vasos (extravasado sanguíneo).
El dolor obedece a la irritación de las terminaciones nerviosas. Un nervio tiene dos partes: una motora y una sensitiva. Estos nervios, muchas de sus fibras, cuando se produce un traumatismo se irritan, se rompen, se seccionan generando la sensación dolorosa. El umbral de dolor de cada persona es diferente.
Existen diferentes tipos:
  • §  Petequias
  • §  Numulares
  • §  Sugilaciones

Para tratarlas se emplean sustancias fibrinolíticas, porque se forman coágulos sanguíneos los cuáles se constituyen por una capa exterior de fibrina y fibronectina y un líquido en el interior que es el plasma. Para retornar la sangre extravasada al torrente se ha de reabsorber, y el organismo utiliza la plasmina (alfa-fibrinolisina) rompiendo la fibrina y separándola de la fibronectina (permanece en el sitio). La fibrina es descompuesta en sus amionácidos esenciales que retornan al torrente sanguíneo. Una de las sustancia fibrinolíticas más utilizadas es el Trombocid (polialcoholes).

A medida que avanzan veremos cambios en la coloración por la degradación de la hemoglobina. En 3-4 días se resuelve.

Contusión de Grado II o Hematoma
El hematoma presenta características similares a las equimosis, pero su cuadro clínico es un poco más grave. Es una lesión, producida por un agente traumático con una energía cinética mayor.

Se caracteriza por dolor más elevado, edema, impotencia funcional y rotura de vasos de mayor calibre, que infiltra el tejido celular subcutáneo (formando una bolsa en el tejido). Su resolución tarda alrededor de una semana.
Recordemos que según vaya evolucionando, la coloración cambiará.

Existen diferentes tipos de hematoma:
§  Según el líquido de relleno:
o   Hematoma Sanguíneo
o   Hematoma Linfático
o   Hematoma Graso
§  Según el tejido:
o   Localizado
o   Difuso
Debido a la aparición de los hematomas pueden aparecer una serie de complicaciones como son:
§  Hematoma sin organizar
§  Hematoma encapsulado o enquistado
§  Hematoma Calcificado
§  Hematoma Abscesificado
§  Falso Aneurisma o aneurisma espúreo
El tratamiento será idéntico a las equimosis. Se realizará reposo funcional de la zona, eliminación del dolor, aplicación de sustancias fibrinolíticas e inmovilización mediante vendaje compresivo.

Contusión de Grado III o Necrosis Localizada
La necrosis localizada es el cuadro clínico incluido dentro del grupo de las contusiones con una gravedad mayor. En un principio, la piel mantiene su integridad. Tenemos la zona de impacto y en la zona central hay una zona anestésica ya que se provoca una lesión grave de los nervios sensitivos. La zona dolorosa es la zona adyacente a la zona central. Inicialmente la zona central tiene un color más oscuro, y la zona de alrededor tiene un color rojo vino intenso.

La piel central, por isquemia, se rompe transcurridas 48-72h del traumatismo. En una herida contusa la solución de continuidad de la piel se produce en el mismo momento de producción del traumatismo. Mientras que en una contusión de III grado la rotura se lleva 48-72h después.

Viene caracterizada por dolor, edema, impotencia funcional y rotura de vasos mayor.
Hay que diferenciar si es coágulo (color más negruzco) o una necrosis (color grisáceo-negruzco). Se distingue por el mecanismo de producción y por el color.

El tratamiento de la necrosis localizada se basa en la cura por segunda intención. En primer lugar, hay que desbridar la herida (eliminación precoz del tejido desvitalizado) y posteriormente hay que curar desde los planos profundos a los planos superficiales. Si la zona necrótica es muy extensa, hay que poner un injerto.

Espero que os haya interesado esta entrada, ya veis que es muy sencillo pero nos hace entender aspectos importantes de las contusiones. Poco a poco iremos viendo más cosas.
Saludos y besicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares