Hola!!!!!!

Me llamo Débora.
Soy una estudiante de ciencias sanitarias a la que le apasionan las cosas relacionadas con la salud, biología, ecología...
También me encanta la cocina, me gusta inventar platos nuevos y descubrir técnicas. Me relaja mucho.
Además, amo la música!!! Me chifla ir a conciertos y también darlos, siempre que se presenta la ocasión ya que soy cantante. Adoro el rock, el grunge, jazz, metal... Todo en realidad. De hecho mi blog tiene de nombre una canción de Foo Fighters!
Me gusta pintar, dibujar y todo aquello que conlleva algo de creatividad, por eso, entre otras causas, me gusta el maquillaje.
Espero que mi blog os guste, ya que quiero compartir con vosotros un poquito de mi mundo!!!
Bienvenidos!!

martes, 28 de enero de 2014

Recetas saludables: sopa de zanahoria y cebolla

¡¡Hola hola!!


¿Cómo va?

Ya va tocando. Sí, sí.

Hace mucho tiempo que dije "Os pondré recetas saludables"... Ya ha llovido mucho desde aquello y ya va siendo hora de POR FIN, publicar algo más saludable.

Y qué mejor forma de empezar que con un entrante sano, sano y bien rico, para purificarnos y entonar un poco el cuerpo, porque no sé por allá, pero aquí donde vivo hace un frío que mata pingüinos. Así que, al lío.

Ingredientes:
-Zanahorias, yo puse 5 zanahorias grandes.
-2 cebollas.
-3 dientes de ajo.
-Agua
-Sal, pimienta y pimentón.
-Un vaso de vino blanco.
-Aceite de oliva


Preparación
  1. Pelamos los ajos, les quitamos el germen y los troceamos.
  2. Pelamos las cebollas y la troceamos.
  3. Ponemos la olla con aceite de oliva a calentar mientras pelamos las zanahorias.
  4. Cuando el aceite esté caliente, echamos las cebollas y los ajos troceados.
  5. Rallamos las zanahorias y las incorporamos al aceite.
  6. Esperamos a qué se doren. Podemos especiar.
  7. Cuando ya estén doraditos añadimos el vino y esperamos a que se reduzca y se vaya el alcohol.
  8. Añadimos el agua. Yo puse apróximadamente 4 vasos de agua. Sazonamos al gusto.
Listo.
La podéis hacer con fideos, arroz... Lo que queráis. También podéis añadirle puerro. Podéis añadir más cebolla y menos carlota, según vuestro gusto o quitar el vino, poner más especias... Lo que queráis.
Está muy buena, reconfortante y además, es muy sana.

¡Esto es todo! Espero que os haya gustado.

Besitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares